Construido por voluntad municipal a partir de 1390, diseñado por Antonio di Vincenzo. El portal central es obra de Jacopo della Quercia (1425-38); las lunetos de las laterales son de A. Lombardi (Resurrección, 1525) y de A. Aspertini (Cristo depuesto, 1526). En el interior hay pinturas de Giovanni da Modena (1410-15), L. Costa (1492), A. Aspertini (1519), Parmigianino (1529), L. Pasinelli (1672-86), VM Bigari (1736-52) ), G. Gandolfi (1779). En el piso hay un gran reloj de sol trazado por Gian Domenico Cassini en 1655.