La mente se enriquece con lo que recibe, el corazón con lo que da.