Cualquier cosa agrietada se hará añicos con un simple toque.