La sospecha se considera más inteligente, la confianza mejor.