Debemos aprender a vivir juntos como hermanos, o moriremos juntos como necios.