La amistad y el amor no se piden como el agua, sino que se ofrecen como el té.