El mito, la historia, la fe y las antiguas reglas medievales representan la esencia de donde traen su fuerza los Templarios Católicos de Italia.  A través del análisis de los documentos y el estudio de las iconografías y de los sitios, la página web ofrece una panorámica sobre los modales de vida, los ideales que persiguen, los símbolos que utilizan y las actividades que hacen los Templarios hoy.

 

 LOS TEMPLARIOS HOY

Los templarios Católicos son una asociación privada no-profit entre fieles laicos, fundada según el derecho canónico, con los valores y las intenciones declaradas en el Estatuto.

 

 DECLARACION PUBLICA DE INTENCIONES

”Non Nobis, Domine, Non Nobis, Sed Nomini Tuo Da Gloriam”

  Despertar los valores de la caballería y la tradición de los Pobres Caballeros de Cristo, llamados caballeros templarios, a través de la oración y la meditación, la defensa de la fe católica y los estudios históricos.  Presidiar las innumerables iglesias abandonadas, manteniéndome el decoro y abriéndolas a la población de los fieles durante al menos unos días al mes; prevenir especialmente su uso por parte de los operadores de mal.

Lucha contra el esoterismo y la magia rampante, especialmente entre los jóvenes; operaciones de limpieza contra los satanistas que operan en nuestras diócesis. Desde la Iglesia Templaria de Santa Maria di Mucciatella.

 

LAS OBLIGACIONES DEL TEMPLARIO

“El alma a Dios, la vida del Rey (Cristo), el corazón a la dama y el honor a mi”

 I Declaración de Fe Cristiana, Católica, Apostólica, Romana. II Compromiso a defender, incluido a coste de la vida, los Hermanos, los humildes, los débiles, la Patria, Santa Romana Iglesia y el propio Honor. III Siempre respetar las obligaciones de hermandad y tolerancia. IV No llevar a cabo cualquier actividad o producir cualquiera acción, directa o indirecta, que pueda ofender la moral o el Honor de la Asociación. V Correr a la defensa de la Asociación y ayudar a los hermanos dondequiera que llaman. VI Respetar y honrar los aniversarios de la Asociación y participar en la convocatoria de las reuniones, y recitar al menos un Padre Nuestro todos los días, y recibir la Eucaristía al menos tres veces al año. VII Respetar la jerarquía de la Asociación, sus estatutos y los reglamentos de la sociedad civil y las leyes del Estado. VIII Participar a la vida social e intervenir moralmente y activamente a favor de los que sufren y los necesitados practicando la caridad cristiana. IX Aplicar y siempre defender el lema templario

“El alma a Dios, la vida del Rey (Cristo), el corazón a la dama y el honor a mi”

 

 

ALGUIEN SE PREGUNTA: ” ¿Qué hay por detrás de estos Templarios Católicos, que es lo que realmente quieren?“ No hay nada por detrás, y  todo al mismo tiempo. No hay poderes ocultos, framasonerias más o menos desviados, potentados económicos o políticos, sectas extrañas dedicadas a ritos incluso más extraños. No hay solicitudes de bienes muebles o inmuebles pertenecientes al Antiguo Orden del Temple, o la voluntad de opresión contra los hermanos de las órdenes reconocidas de Malta y del Santo Sepulcro. En su lugar hay desinterés y la voluntad de llevar a cabo, junto con la Santa Iglesia Romana, un brillante camino de caballería cristiana y católica que conduce a Jesucristo, en el ejercicio de los valores eternos de nuestra tradición, inspirado por el ejemplo luminoso de los antiguos mártires de la Orden del Temple medieval. Existe la voluntad de pertenecer a un solo “grupo de poder”, que Cristo ha querido en la tierra: la comunión de los cristianos católicos, protegido por Nuestra Señora la Virgen María. Existe la voluntad de luchar con las armas de la oración y la acción caballeresca del sacrificio, todas las sectas, el satanismo, los operadores de mal, los vándalos de las propiedades de la iglesia, los explotadores de niños indefensos. Existe la voluntad de dar una colaboración efectiva en la vida cotidiana de los pastores de la Santa Romana Iglesia: sacerdotes, monjes, monjas, laicos consagrados, obispos y abades, cardenales y por encima de todo hay la voluntad de seguir nuestro Santo Padre Francisco. Existe el deseo de apoyar fraternalmente las actividades de las órdenes de caballería cristianas católicas, como la Soberana Orden Militar de Malta y la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, unidos en el ideal cristiano y en las acciones de testimonio de la verdadera Caballería, basadas en la acción y el sacrificio individual y colectivo. Por último, existe el deseo de escapar de la atracción del dinero, que sólo se utiliza como una mera herramienta para recuperar, junto con el trabajo que prestamos de forma gratuita, las antiguas iglesias abandonadas o profanados por el Adversario. Y todo esto es directamente verificable, y ha sido verificado por cualquier persona, religiosa o secular, que desee comprobar personalmente el viaje espiritual que se conduce entre los Templarios Católicos de Italia.  No hay nada por detrás, y todo al mismo tiempo.

Non nobis

“Vive Dieu Saint Amour”

Mauro Giorgio Ferretti

 

 

Templarios Católicos de Italia

Estatuto de la Asociación entres fieles Cristianos Católicos

Art. 1 – Denominación – Se formó la Asociación de fieles llamada “Templarios Católicos de Italia” (secondo i can. 215/216 -Titulus I, de omnium Christi fidelium obligationibus et iuribus; can. dal 321 al 326 -Titulus V, Caput III, de Christi fidelium consociationibus privatis del Codice di Diritto Canonico)

Art. 2 – Duración –  La duración de la Asociación es indefinida.

Art. 3 – Objeto – La Asociación es una organización sin ánimo de lucro. La Asociación tiene como objetivo aumentar la vocación cristiana y católica en Italia y en el mundo; promover y apoyar con sus iniciativas la actividad apostólica de la Santa Iglesia Romana. En la Asociación, laicos y clérigos tienden juntos, con un esfuerzo común para fomentar una mayor perfección de vida, a la promoción del culto público del rito eucarístico y otras obras de apostolado, como las iniciativas  de evangelización, especialmente entre los jóvenes, el ejercicio de obras de piedad y caridad, la animación  de la orden temporal a través del              espíritu cristiano (canone 298 / Codice Diritto Canonico)

Art. 4 – Propuestas de acción –  La Asociación tiene por objeto, en particular, de

  • despertar los valores de la caballería y la tradición de los Pobres Caballeros de Cristo llamado templarios, a través de la oración y la meditación, la defensa de la fe católica y los estudios históricos
  • Presidiar las innumerables iglesias abandonadas, manteniéndome el decoro y abriéndolas a la población de los fieles durante al menos unos días al mes; prevenir especialmente su uso por parte de los operadores de mal
  • Luchar contra el esoterismo y la magia rampantes, especialmente entre los jóvenes; intervenir con las iniciativas de prevención y contraste contra los satanistas que operan en nuestras diócesis, teniendo cuidado de sanear los efectos perjudiciales dejados por ellos.

Art. 5 – Instrumentos de acción – La Asociación, en comunión con los capellanes y miembros del clero, tiene como objetivos:

  • organizar regularmente retiros espirituales en conventos o lugares de culto preferiblemente construidos antes del 1300 d.C., en los cuales profundizar la espiritualidad de las Ordenes de Caballería Cristiana con especial referencia a los Pobres Caballeros de Cristo, llamados Templarios. Se entiende que estos retiros serán abiertos a la participación de todos los bautizados que quieren unirse
  • organizar cada año por lo menos 52 encuentros con el fin de escuchar la Palabra de Dios a través de los Santos Evangelios. Los encuentros ofrecen momentos de oración comunitaria también durante la noche basada en Pater Noster, Ave Maria e Gloria Patri recitados en latín. Capellanes estarán disponibles para impartir los sacramentos cristianos y católicos a todos los miembros
  • organizar conferencias y reuniones públicas dedicadas a la evangelización sobre todo de los jóvenes a través de los valores eternos del Camino de la caballería cristiana
  • producir publicaciones dirigidas a profundizar la tradición cristiana y católica, en particular acuerdo con las enseñanzas de San Bernardo y otros antiguos Padres de la Iglesia, como San Ambrosio, San Agustín, San Clemente de Alejandría, Orígenes
  • editar un boletín periódico con informaciones sobre las iniciativas de la asociación a nivel nacional y regional – crear una página web (incluido entre las paginas católicas) con el fin de informar el público telemático de los objetivos y actividades de la misma
  • promover para los miembros, de conformidad con las normas vigentes, exposiciones, viajes y excursiones a monumentos y lugares de arte con particular atención a la Tierra Santa y los antiguos lugares de peregrinación
  •  activar patrocinios y formas de publicidad comercial, y además cumplir acciones de tipo mobiliario, inmobiliario y financiero que se consideren necesarias o útiles para la consecución de los fines institucionales
  • adherirse a otros organismos de promoción cultural y de ocio; suscribir participaciones a las sociedades culturales y recreativas ya existentes y en vía de constitución, que permitan alcanzar el objetivo de la Asociación misma. La Asociación podrá realizar actividades directamente relacionadas a las actividades institucionales, o realizar actividades integrativas o accesorias, como por ejemplo la promoción de la cultura de la espiritualidad y del arte durante campañas de sensibilización, o la venta de camisetas y folletos con el fin de recaudar fondos por la mejor fruición de las actividades institucionales.

Art. 6 – Sede – La Asociación tiene su sede en la Iglesia Templaria de S. Maria Maddalena en Cerro di Toccalmatto, Fontanellato (PR). La Asociación podrá constituir sedes secundarias.

Art. 7 – Patrimonio – El patrimonio de la Asociación se compone de:

  • las cuotas iniciales pagados por los miembros fundadores
  • las cuotas y las contribuciones voluntarias de los miembros que se pueden aplicar en relación a las necesidades y el funcionamiento de la Asociación
  • cualquier ingresos y contribuciones específicas por los servicios prestados por parte de la Asociación
  • contribuciones de las entidades públicas y otras personas físicas y jurídicas
  • reembolsos de convenciones o contribución del Estado, Región, Provincia, Municipio o cualquier otro organismo público y privado nacional e internacional
  • por suministros eventuales, donaciones y legados que el Consejo Directivo considere apropiado aceptar
  • ingresos derivados de las actividades comerciales y productivas marginales siempre correspondientes a las actividades y metas de la Asociación

Art. 8 – Miembros – Los miembros pueden ser todos aquellos, sean personas físicas o jurídicas, asociaciones y organizaciones, que comparten los objetivos.  Están asociadas todas las personas físicas mayores de dieciocho años de edad y personas jurídicas que, después de solicitud motivada, se admitan por el Consejo Directivo. Los miembros se dividen en “ordinarios” y “seguidores”. A su ingreso los miembros ordinarios deberán pagar la cuota de socio que será establecida anualmente por el Consejo Directivo. Al contrario, los miembros seguidores podrán ser admitidos sin la obligación de pagar ninguna cuota. La aceptación de la solicitud por el Consejo Directivo da derecho a la inscripción al libro de los miembros.  Dentro de los miembros, de conformidad con el canon 317 del CDC, serán designados Asistentes Eclesiásticos o capellanes que se harán cargo de las almas de los miembros laicos. Dentro de la Asociación se establecerá además una sección que tendrá como objetivo la formación de los miembros en la tradición de la caballería cristiana y católica, con especial referencia a aquella espiritualidad que fue propia de los Pobres Caballeros de Cristo llamados Templarios.  la calificación de miembro se pierde por muerte, renuncia o exclusión. La exclusión es decidida por el Consejo Directivo con una resolución motivada. Son motivos de exclusión la mora de más de seis meses en el pago de las cuotas o la realización de actividades en contraste o en competencia con aquellas de la Asociación, o en el caso el socio no cumpla con las disposiciones legales o reglamentos o las resoluciones de la asamblea de los miembros u del Consejo Directivo. Esta medida deberá comunicarse al miembro declarado caído que, dentro de los treinta días desde esa comunicación, puede apelar a la Asamblea por medio de correo al Presidente de la Asociación.

Art. 9 – Derechos del miembro – La calificación de Asociado confiere los siguientes derechos que se rigen por un acuerdo específico preparado por el Consejo Directivo:

  • acceso a locales de la Asociación
  • Intervenir activamente en los eventos organizados por la Asociación
  • participar con sus propias composiciones u obras artísticas y culturales
  • presentar propuestas para el logro de los objetivos de la Asociación
  • recibir información sobre las actividades de la Asociación

Art. 10 – Deberes de los miembros – Se requiere que todos los miembros cumplan con las disposiciones de los Estatutos y las resoluciones del Consejo Directivo Nacional y los reglamentos internos. es deber de todos los miembros ordinarios: pagar dentro del plazo establecido por el Consejo Directivo Nacional la cuota anual correspondiente a cada ejercicio, de acuerdo a la cantidad determinada y anunciada por el Consejo Directivo Nacional; participar asiduamente a la actividad asociativa; respetar las decisiones de la Asamblea de los Miembros y las del Consejo Directivo Nacional; promover y difundir los ideales de la Asociación; abstenerse de iniciativas individuales o de grupo que directa o indirectamente dañen a la Asociación. La pertenencia a la Asociación es anual y coincide con el ejercicio financiero y se renovará automáticamente de año en año, salvo en caso de cancelación notificada por carta certificada o jurídica no más tarde del 31 (treinta uno) de octubre del año en curso. En este caso, el título de Asociado decae el 1 de enero del año siguiente.

Art. 11 – Cuota de membresía – La cuota de membresía es una contribución a los gastos ocasionados a la Asociación para el desarrollo de sus actividades institucionales. La cuota de membresía no es transferible, a excepción de las transferencias por causa de muerte, y no puede ser objeto de revalorización. Entre los miembros se aplica una disciplina uniforme de la relación asociativa y las modalidades asociativas. es posible la determinación por parte del Consejo de Administración de cuotas de diferente valor en relación la diferente capacidad de contribución de ciertos miembros sin que esto les dé derecho a beneficiarse de mayores derechos. Se excluye expresamente la participación temporal de cada miembro en la vida comunitaria. Está previsto que un miembro pueda efectuar prestaciones de sumas globales y / o en forma continuada de una o más actividades asociativas en el estricto cumplimiento de los fines de los artículos 3, 4 y 5. En este caso se puede reconocer al miembro el pago de una tarifa proporcional al trabajo efectivo realizado y determinado anualmente por el Consejo Directivo, después de la aprobación de dicha tarifa por la Asamblea  de los miembros y, por supuesto, de acuerdo con la Ley.

Art. 12 – Órganos – Órganos de la Asociación son:

  • la Asamblea de los Miembros
  • el Consejo directivo
  • el Presidente y el Vicepresidente
  • la Junta de Auditores o Auditor único

Art. 13 – Asamblea – Los miembros forman la asamblea. Los miembros ordinarios tienen derecho de voto. Los miembros seguidores pueden participar a las asambleas, pero no tienen derecho de voto. La Asamblea es convocada por el Presidente, y cuando se realice una petición motivada por parte de al menos una quinta parte de los   miembros. Para la validez de su constitución y sus deliberaciones en primera convocatoria se necesita que se encuentren presentes o representados, al menos, la mitad más uno de los miembros ordinarios, y las resoluciones se tomarán por mayoría de votos. En caso de segunda convocatoria, la Asamblea será válida cualquiera que sea el número de miembros ordinarios o votos y siempre deliberará por mayoría simple. Por cuanto concierne las resoluciones extraordinarias relativas a modificaciones a la Constitución y la disolución de la Asociación, será necesario tener en primera convocatoria al menos tres cuartas partes de los miembros ordinarios y el voto favorable de la mayoría presente, y en  segunda llamada se requiere la presencia de al menos dos tercios de los miembros ordinarios y las resoluciones  se tomarán por el voto afirmativo de la mayoría de los miembros ordinarios presentes. La Asamblea se reunirá al menos una vez al año con motivo del informe anual. La Asamblea decide sobre:

  • la aprobación del balance y presupuesto preparado por el Consejo Directivo y acompañada de un informe sobre la actividad de la gestión cultural y económica de la asociación
  • la designación del Consejo Directivo
  • la designación del Comité de Auditoría o del auditor único
  • la aprobación y modificación de los estatutos y reglamentos
  • cualquier otro asunto que el Consejo Directivo desearía presentar.

La Asamblea es convocada al menos ocho días antes de la fecha fijada para la reunión, mediante notificación por escrito enviada a cada miembro, o en caso de urgencia por fax, telegrama o correo electrónico al menos dos días antes de la fecha o un aviso que aparezca en la sede de la asociación al menos quince días antes de la reunión. La notificación debe contener la indicación del lugar, día y hora de la reunión en primera y segunda convocatoria, los temas a tratar.  Tienen derecho a participar en la reunión de los miembros en regla con el pago la cuota de afiliación.  En pleno espíritu de colaboración, pertenencia y participación activa a sus actividades, el miembro   no puede ser representado por otro asociado o por terceros. Cada miembro tiene un voto. Las decisiones de la asamblea serán transcritas en actas.

Art. 14 – Administración – el consejo Directivo está compuesto por un numero variable de miembros, compreso entre tres y once. Los Consejeros son elegidos por parte de la Asamblea, duran tres años y son reelegibles. Los miembros del Consejo Directivo serán elegidos según las siguientes modalidades:

  • n° 2 miembros son elegidos entre los socios fundadores
  • n° 2 miembros son elegidos por los socios fundadores
  • n° 2 miembros son elegidos por el Consejo Directivo presente, si ya existente
  • los restantes miembros son elegidos por la Asamblea de los Miembros.

El consejo Directivo elige al su interior el Presidente, un Vicepresidente y el tesorero-secretario. En el caso que un miembro del Consejo Directivo presente dimisiones, el Consejo puede elegir el sustituto entre los socios fundadores y este se quedará en carga hasta el fin del mandato del Consejo. En el caso falte el número mínimo de Consejeros, el Consejo Directivo se declarará decaído.

Art. 15 – Consejo Directivo – convocación – El Consejo directivo decidirá por mayoría absoluta de sus miembros. Será convocado por el Presidente, el Vicepresidente o un tercio de sus miembros.  El Consejo de Administración será convocado al menos ocho días antes de la reunión, mediante notificación escrita enviada por correo. En caso de emergencia, las notificaciones podrán ser realizadas por correo electrónico o envío de telegramas al menos dos días antes de la fecha de la reunión.  El Consejo Directivo está constituido válidamente, aun en ausencia de estas formalidades, si están presentes todos los miembros de la Junta de Auditores o el auditor único, si los hay. Las reuniones serán transcriptas en actas.

Art. 16 – Consejo Directivo – operatividad – El Consejo Directivo está investido de todas las facultades de administración ordinaria y extraordinaria en relación con la gestión de la Asociación, excepto aquellos que la ley o el estatuto reservan a la Asamblea. El Consejo Directivo, a modo de ejemplo:

  • elabora el presupuesto y el presupuesto final, y los somete a la aprobación de la Asamblea
  • determina las cuotas de membresía, y establece los procedimientos para la obtención de los fondos necesarios para gastos ordinarios y extraordinarios de gestión
  • establece un reglamento para regular y organizar las actividades de la Asociación, lo cual será presentado a la Asamblea para su aprobación
  • proporciona la asignación del personal, la contratación de los empleados determinando los honorarios y salarios dentro de los límites prescritos por el Decreto Legislativo n. 460/97, y en cumplimiento de la legislación
  • decide las actividades de la asociación y dirige todas las actividades necesarias para alcanzar los objetivos de la asociación
  • examina las solicitudes de admisión de nuevos miembros, decide sobre las exclusiones ex artículo 8 del presente Estatuto
  • El Consejo, nomina a uno o más Consejeros para la realización de determinados cargos o funciones asociativas en los límites de la autoridad concedida
  • El Consejo podrá nombrar encargados de actos específicos o categorías de actos y puede hacer uso de expertos y profesionales
  • decide sobre la aceptación de cualquier legado, donación o depósitos
  • el Consejo delibera modificación de los Estatutos por el voto afirmativo de la mayoría de sus miembros.

Art. 17 – Presidente – El Presidente, y en su ausencia o impedimento, el vicepresidente, es el representante legal de la Asociación ante terceros y ante los tribunales y ejecuta las decisiones del Consejo Ejecutivo y la Asamblea, vela por el cumplimiento de los requisitos legales y la disciplina social. En caso de ausencia o incapacidad para ejercer el cargo tanto por el presidente como el vicepresidente, el Consejero de mayor antigüedad por su elección, asume sus funciones. El Presidente, si el Consejo no ha nombrado a una persona diferente, también lleva a cabo las siguientes responsabilidades:

  • la responsabilidad de la retención de datos ex L. 31.12.1996, nº 675 (Ley de Privacidad)
  • la responsabilidad sobre la seguridad en el lugar de trabajo anterior L. no626 / Decreto Legislativo 242/1996 y 1994a y modificaciones sucesivas.

Art. 18 – Gabinete de Auditoría – El Gabinete de Auditoría o el auditor único es designado por la Asamblea en el caso esta carga llegue a ser obligatoria para haber superado los límites legales. El Gabinete está formado por tres miembros, con competencias profesionales adecuadas, incluso de no miembros, cuya función es comprobar la exactitud de la gestión en relación con la ley y los estatutos, preparando un informe anual con motivo de la aprobación del presupuesto final. Los auditores serán seleccionados de entre los inscritos en el Registro de Auditores.

Art. 19 – Presupuesto – El ejercicio termina el 31 de diciembre de cada año. Para el 30 de abril siguiente al cierre del presupuesto, o en casos excepcionales para el 30 de junio, el Consejo Directivo someterá a la Asamblea el presupuesto final para el año anterior y el 31 de diciembre el presupuesto para el año siguiente.

Todos los beneficios o excedentes de explotación deben ser utilizados exclusivamente para la ejecución de las actividades mencionadas en el artículo 4 y 5 del presente Estatuto.

Los beneficios o excedentes de explotación, fondos, reservas o capital no se distribuirán, ni siquiera indirectamente, durante la vida de la Asociación, a menos que el destino o la distribución sea necesario por ley o se efectúen para otras entidades jurídicas que operan sin fines de lucro o una organización sin ánimo de lucro que, por ley, estatuto o regulación son parte de la misma estructura.

 

Art. 20 – Supervisión por parte de la Autoridad Eclesiástica competente

La Asociación reconoce el Santo Padre Francisco y sus sucesores como autoridad superior a la que todas las actividades de la misma Asociación estarán sujetas (canon 305 – Código de Derecho Canónico).

Art. 21 – Disolución

La asociación se extingue en los siguientes casos:

  • pérdida de todos los activos o si es insuficiente a los efectos;
  • logro del objetivo;
  • incapacidad operación o inactividad de la Asamblea por falta de miembros;
  • decisión de disolución por la Asamblea de los miembros;
  • en los demás casos previstos por la ley.

En caso de disolución, por cualquier razón, sus activos serán donados a la Iglesia Católica u otra organización sin ánimo de lucro o fines públicos u otras entidades jurídicas sin ánimo de lucro, después de que el órgano de control a que se refiere ‘ apartado 3 del artículo 190 de la ley 23 de diciembre de 1996, ya no. 662, a menos que sea requerido por la ley en el momento de la disolución.

Art. 22 – Cláusula de arbitraje – Todas las disputas entre los miembros y la Asociación, entre los miembros de del Consejo y de la Asociación, serán sometidos al juicio de tres árbitros designados cada uno por cada contendiente parte y el tercero por los dos árbitros designados, en ausencia, por el Presidente del Tribunal de Parma.